lunes, 11 de abril de 2016

1.2. Definiciones del cambio

Estas son algunas de las definiciones que he seleccionado que tienen que ver con el cambio y la transformación para que las tengamos más o menos presentes, sobretodo si, por momentos, nos perdemos en el bosque. 
La gente puede aceptar un cambio cuando tiene una necesidad, pero sólo reconoce esa necesidad cuando enfrenta una crisis. Jean Monnet (1888-1979), quien era un hombre de negocios y banquero (a quien le decían ‘el padre de Europa’. En este caso, habla de la crisis como el origen, muchas veces, de los cambios que tenemos que asumir.
Lo único que debemos asegurar es nuestra habilidad para el cambio. John C. Lilly (1915-201), médico, neurocientífico y psicoanalista. Como podemos ir imaginando, necesitamos desarrollar una cierta habilidad para enfrentar y realizar los cambios en nuestra vida.
En las especies, el que sobrevive no es el más fuerte, ni el más inteligente, sino aquel que responde mejor al cambio. Charles Darwin (1809-1882). Esta es una de las citas que recuerdo cuando tengo que realizar o enfrentar un cambio: ¿cómo le hago para poder responder mejor al cambio? Porque, estoy seguro que es la única manera de sobrevivir. No hay de otra. Y creo, en verdad, que para esos vamos a leer o estar aquí, dándole de vueltas a ese tema para poder responder lo mejor que podamos cuando tengamos que asumir o realizar un nuevo cambio.
No hay nada permanente, todo cambia, (Panta rei, todo fluye). Heráclito (540 a.C.) Efectivamente, si hacemos una breve reflexión, y recordamos desde nuestra infancia, podremos comprobar que todo, todo cambia, sin duda alguna y ya nada es como era… Nos resistimos al cambio. Realizar uno pequeño, incluso uno que indudablemente es para nuestro bien, suele producir más miedo que ignorar una situación peligrosa. Stephen Grosz, psicoanalista. EPS, 05.01.2014 (a propósito del caso de Marisa Panigrosso que salvó la vida en WTC el 09.01).
 
Una vez le preguntaron a Nina Simone, esa negra cantante de jazz que tiene la mejor interpretación de esa canción francesa Ne me quitte pas o No me dejes…, le preguntaron, pues que era para ella la libertad. Y ella les dijo que no le preguntaran esas cosas, que ella no era una intelectual, sino una cantante de jazz… pero, luego reaccionó y con un gesto les dijo que ya sabía qué la libertad: la libertad es NO tener miedo. Y con esta definición que tanto me gusta, sabemos que si los cambios nos dan miedo, por eso, sentimos que está coartada nuestra libertad. ¿Verdad? 
La crisis puede ser buena, siempre y cuando se llevan a cabo las reformas y los ajustes necesarios. Se necesita una reforma profunda para combatir la corrupción, recortar al sector público, modificar los mercados laborales y poner freno a los sistemas de pensiones hasta ahora tan generosos. En última instancia, esto que se dijo en el 2010, sigue estando vigente (aunque ya nadie se acuerde de esa declaración) pero, efectivamente, la crisis es una buena experiencia. (El País, 28.03.10.)

Qué quiere decir ‘cambiar’
Dar, tomar o poner una cosa por otra; mudar, variar, alterar.
 
Qué quiere decir ‘cambio’:
Acción y efecto de dar, tomar, mudar, variar.
«A cambio»: en lugar de, en vez de, cambiando una cosa por otra;  
«Cambio de estado»: pasar de un estado a otro.
 
Qué quiere decir ‘transformar’:
Hacer que alguien o algo cambie su forma o sus características. Hacer que alguien cambie su manera de ser, ese cambio radical de hábitos y costumbres.
 
El cambio y la evolución de las especies.

De cada especie nacen más individuos de los que pueden sobrevivir. En consecuencia, se lleva a cabo una lucha por la vida que se repite frecuentemente. Todo ser, si cambia de algún modo provechoso entre las complejas y variables condiciones de vida, tendrá una mayor probabilidad de sobrevivir y, de ser así, será naturalmente seleccionado, tal como apuntó en sus trabajos Charles Darwin.
 
Los cambios en la historia de las sociedades.
En el 2016 celebramos dos cientos seis años de haber declarado la Independencia, cuando se iniciaron esos cambios radicales en la manera de gobernar que, en principio, son los que nos han permitido enfrentar mejor el futuro de la vida social de México, cambios que forman parte de su desarrollo: 206 años del grito de Independencia (1810) y 106 de una Revolución social (1910).

¿Podríamos imaginarnos cómo estaríamos sin estos cambios? Eso es tema de la literatura: ¿qué habría pasado si…? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada